"Yo sola entre los Dioses conozco la llave de la estancia donde está sellado el rayo." Roberto Calasso.

viernes, 11 de enero de 2013

Sola, de nuevo, en la calle, escucho pisadas tras de mi.
Quizá seas tú que has venido a buscarme, o mi sentido de supervivencia, que ha decidido escapar.
Siento esos pasos arrítmicos en mi arrítmico corazón, caminando arriba y abajo por todas mis venas y adentrándose en cada rinconcito bajo mi piel.
Puede que no sea un gato que habla, ni un capullo de agua o un sombrero brillante, pero mi desilusión es solo mía, y es dulce, apuñalando con pequeñas agujas mis nervios.
Empalagosa como caramelo líquido.
Sola, de nuevo en la calle, me pregunto qué he hecho para que huyas.
Y me dejo picar las cuerdas vocales por el pájaro de Buk. y arañar los oídos por las espadas de Aquiles.
Para no escuchar que en realidad, podríamos desaparecer en cualquier momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario