"Yo sola entre los Dioses conozco la llave de la estancia donde está sellado el rayo." Roberto Calasso.

lunes, 13 de agosto de 2012

Julia canta,
como una alondra perdida,
y el agua se mueve en los vasos
temblando al alejarse de Ella.

Julia bosteza,
como un animal herido,
y el reloj le acerca sus agujas
ansioso por acariciar sus uñas de plata.

Julia me mira,
Julia interroga el mundo
desde sus pupilas dilatadas y oscuras,
desde sus pestañas despiertas,
desde sus iris de miel,
desde sus labios de vela,
desde cada uno de los rincones y saltos de su pelo
y desde todos los poros de su piel canela.

Julia respira
(y el propio oxígeno se estremece.)

Julia existe.
Julia es.
Julia me basta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario