"Yo sola entre los Dioses conozco la llave de la estancia donde está sellado el rayo." Roberto Calasso.

lunes, 23 de julio de 2012

Decadencia dulce.
Arrincóname.
Muérdeme.
Me arde la espalda.
Me duele la cabeza.
"No deberíamos vernos más,
lo nuestro es un amor prohibido."

Eso intenté decirte anoche.

"Vete"
Grité.
"Abandóname"
Y lo hiciste obediente.

Y Fue.
Peor.

Me encontré sola, rodeada de colores brillantes.

Y fue.
Extrañamente peor.

Horrible.

Decadencia dulce,
aráñame,
cómeme,
bésame.

"No vuelvas a irte,
estamos destinados."

Intento decirte ahora.

Pero todo suena a plástico,
a inutilidad.

A Paula.

Paula es quien debería irse.


No hay comentarios:

Publicar un comentario