"Yo sola entre los Dioses conozco la llave de la estancia donde está sellado el rayo." Roberto Calasso.

martes, 27 de marzo de 2012

Tengo la horrible manía de poner nombre a todo, nombre, título, apellidos de aristócrata, límites.
Y me pierde, eso me pierde, me hace peor, define todo lo indefinible, lo rompe, lo estropea.
No sé escribir, tiene razón mi crítico particular, me faltan tantas cosas, todas mis cosas buenas tienen nombre, las malas no, y son más fuertes, quizás tú te entiendas, yo no y por eso soy tan pequeña, triste, gris, insulsa.
Enséñame

2 comentarios:

  1. ¡HA! lo acabas de reconocer eres pequeña (aunque no se en que lugar me deja eso...)
    Siento romper el dramatismo de tu entrada, pero vengo a invitarte al maravilloso blog de Miss Madera de recienta apertura,que para ti puedes considerarlo como una premiere.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Culpa de You Know Who, siempre he sido dramática, es diverchachi.
    Siiii!! Por fin un blog con un nombre genialtástico.
    Dos saludos

    ResponderEliminar