"Yo sola entre los Dioses conozco la llave de la estancia donde está sellado el rayo." Roberto Calasso.

martes, 15 de febrero de 2011

Jaula de pájaros

-Tenías tres lunares en la espalda que formaban extrañas constelacionesy terminaban entre lo más bajo de tu infinita columna y el escondrijo tras la pequeña oreja. Tenías otro lunar en el precioso pie níveo, que parecía cincelado en marfil egipcio, justo a la sombra danzante del tobillo y otro, el más hermoso, en el pómulo, al final de tu ojo, que parecía maquillado de tan negro.- Ríe y pone un brazo en tu hombro, tu género tiembla.
-Recuerdo que no eras hermosa, más que en las noches.
Ella se recoge el pelo, como entonces, y los recuerdos incendiantes asaltan tu estómago. Porque cuando aparta los rizos oro, como en los crepúsculos de éxtasis brillante, su rostro se ordena y la necesitas por completo, otra vez, aunque se vaya.
-¿Te quedarás esta noche John?
-Te deseo, me quedaré.- Y todo tu cuerpo palpita como una bomba en una jaula de pájaros y un cuco, descubierto su engaño por cóndors vengadores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario