"Yo sola entre los Dioses conozco la llave de la estancia donde está sellado el rayo." Roberto Calasso.

martes, 8 de junio de 2010

hoy llueve...

Hoy llueve, y, como no, tu apareces por mi mente, como llevas haciendo todo el día.

Me encojo en la silla y abro la ventana para escuchar el choque de cada gota con el suelo, el sonido de la ciudad.
Aspiro hondo el olor del polvo mojado intentando no sentir nada, pero mi cabeza gira en torno a ti, y porque no decirlo, mi corazón también.
Al fin y al cabo yo me lo he buscado, no debí enamorarme, nunca debí volar de nuevo, hasta la mariposa se cansada de volar, personalmente creo que ahora soy como el pájaro que choca con el cristal.
Todo son dudas, todo son miedos, la luz nunca llega y se que esta vez no voy a conformarme, no puedo, podrá sonar egoísta, no me importa.
Intentar escribir algo coherente no es fácil...
Tu siempre serás tal como eres, casi perfecto, tu manera de hablar siempre me confundirá, me siento niña, una niña asustada que se aferra a lo que quiere aunque lo tenga lejos, muy, muy lejos.
Aun así seguiré viéndote en cada gota, me deslumbraras en cada reflejo, tu voz sonara en mis oídos con cada canción y tu nombre se esconderá detrás de cada texto.
La lluvia ha parado ya, solo se escucha el canto irónico de un pájaro, esta vez, la calma no llegara tras la tormenta, la calma a mi nunca llega....

P...

No hay comentarios:

Publicar un comentario